Rock And Roll, Led Zeppelin, 1972

Rock and Roll es, para quién escribe, uno de los temas más trepidantes y electrizantes que nunca ha escuchado. Tal vez no sea el más duro dentro de la estela del heavy metal, desde luego no es el más original, pero resume como pocos otros la energía arrolladora de esa cosa que gustamos llamar precisamente así, rock and roll. 
Probablemente por esto mismo, los Led Zeppelin nunca dejaron de tocarla en directo en sus conciertos, aunque, si me dejáis formular una opinión que para algunos puede ser poco menos que herética, ninguna de sus interpretaciones en vivo (al menos las que he escuchado) consiguió transmitir el mismo aroma a gasolina quemada de su versión en estudio. 
Ésta fue publicada por primera vez a finales de 1971 en su famosísimo -y vendidísimo- cuarto álbum, aquel sin nombre y que todos llamaron “Led Zeppelin IV” o, simplemente, “Zoso”, por el peculiar símbolo esotérico que en él aparecía. Poco después, ya a inicios de 1972, tuvo su oportunidad como single, con unos resultados realmente buenos. Curiosamente, en España fue donde obtuvo uno de sus mejores puestos en listas (el 14): y es que en mitad de la gloria del 600 y del 850 no todo era Manolo Escobar o Fórmula V.
Rock and Roll es un tema sin demasiadas complicaciones musicales, lo cual lo convierte en el fondo en una perfecta pieza de referencia que permite constatar que, en realidad, el rock duro y el heavy metal lo deben casi todo al blues. Y tal vez por esto, sólo una banda que se había curtido en el blues rock de los sesenta podía hacer un tema como éste. 
Un tema que, de postre, es uno de los más influyentes de las últimas décadas. No sólo por las consabidas listas del Hall Of Fame y todo eso, en las que no falta. Yo mismo atestiguo este efecto en cuanto asocio este tema a un viejo conocido de muchos años atrás y al que hace la intemerata que no veo. No era ni heavy, ni rocker, ni nada por el estilo: lo suyo era el hip hop, y le recuerdo un gran fan de los Cypress Hill -un día los pondré-. Pues bien, como buen batería, era de lo más habitual verle tocar los primeros compases de Rock and Roll. Ahí queda.

Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.