¿Es necesario usar sujetador para dormir?

Esta es una pregunta frecuente. No hay duda que va a depender de muchas cosas y que nadie puede asegurar de forma contundente que sea bueno o malo.
Lo que si está claro es cómo ha de ser un sujetador que se use para dormir.
Elementos a tener en cuenta:

Se trata de un sujetador que se ha de utilizar en horizontal, por lo tanto la contención del pecho ha de ser sobre todo a los lados.

La presión del tejido en el pecho no ha de ser a prueba de movimientos, sino que ha de ser confortable y que se adapte a la morfología como una segunda piel.

No ha de llevar ningún elemento rígido o que pueda dejar marcas en la piel. Por lo tanto es aconsejable que sea una camiseta o un top seamless.

En cuanto a sujetadores cuya función es evitar las arrugas del entrepecho, va a gusto de la usuaria y no tiene nada que ver con la bondad de dormir o no con sujetador por cuestiones de confort.

En época de lactancia, es interesante utilizar un sujetador para dormir de las características explicadas, ya que el cambio frecuente de volumen, ayuda al confort de la usuaria.

Tampoco se deben confundir las rozaduras o durezas producidas por un elemento rígido que presiona en lugares concretos del pecho, como lesiones irreversibles. Se ha de tener cuidado con el uso de esta prenda, utilizar la talla y copa que corresponda, o el tallaje a modo de camiseta si se trata de una prenda parecida.

Cuando hablamos de la caída del pecho, dormir o no con sujetador tiene una influencia relativa. Se ha de cuidar y proteger la piel, que es lo que sostiene los senos. Y para cuidarla se ha de proteger de movimientos bruscos, de cambios de volumen y la hidratación.

Al final, la morfología del pecho y su volumen, van a determinar el tipo de prenda a usar y sobre todo, la decisión de si usar o no sujetador para dormir.