¿Qué es el PIB ?


La definición esta clara: El PIB responde a las iniciales de Producto Interior Bruto. Y sabemos que si sube, en principio, es bueno.
Pero ¿qué es el PIB realmente?
El PIB es una de las magnitudes más usadas en macroeconomía (en contraposición a microeconomía que, resumiendo mucho, vendría a ser la economía del consumidor) para medir la riqueza de un país. No entraré en los detalles de formulación, pues hay varios procedimientos de cálculo y distinatas formulaciones implicadas … sinó que intentaré facilitar su comprensión a nivel conceptual:

Se entiende que el PIB es el Producto resultado de calcular toda la actividad económica que tiene un país. En términos absolutos un país más grande tendría simplemente por tamaño un PIB probablemente más alto que uno más pequeño, por ello suele utilizarse el PIB per cápita, que divide el total entre los habitantes del país.

Se llama Interior porque sólo tiene en cuenta la actividad económica que se desarrolla dentro del país, sin contemplar las actividades ilegales ni las llamadas “submergidas” aunque a veces, se hace una estimación de estas últimas para añadirlas al PIB.
Es importante indicar que las actividades económicas que un español desarrolle en otro país no se añadirán al PIB nacional español sinó al del país donde esté trabajando, pero sí se sumarán las que un extranjero desarrolle aquí.
(En el caso del Producto Interior Bruto en cambio, sólo se contabilizan aquellas actividades que desarrollan los miembros del país, independientemente de su localización)

Y finalmente, Bruto en contraposición al Producto Interior Neto. La diferencia entre uno y otro es que el Bruto no descuenta los consumos de capital. Intentando simplificar… el PIB sólo mide la producción final. No mide aquellos bienes que se fabrican para obtener otros bienes finales. Ni tiene en cuenta “el desgaste” de los materiales empleados para obtener la actividad final.

Pero como se mide la actividad económica de todo un país si en el fondo, estamos sumando peras con manzanas? Estamos sumando servicios y bienes…. La solución es fácil: se da un valor económico, monetario, a la actividad económica final. “Todo tiene un precio”. Hay que precisar que si fuera tan sencillo simplemente con aumentar el precio de cada una de las unidades subiría el PIB de un país, y que por ello se aplican correcciones a su cálculo para que esto no sea así.

Habría que remarcar que la magnitud como tal, el PIB, necesita de un período de tiempo para contabilizarse ( y poderse comparar con la de los demás países) y que el período de tiempo que se utiliza habitualmente, aunque no se diga de forma explícita es el anual.

Finalmente quisiera añadir una reflexión. Se acepta como algo bueno un PIB alto y que vaya incrementándose pero una mayor actividad económica no implica necesariamente una mayor calidad de vida. De hecho, esta es una de las críticas al PIB como medida positiva de crecimiento económico. Hay otras como que no tiene en cuenta el desgaste medioambiental, el no tener en cuenta las actividades particulares (como tener un huerto propio o llevar todos los días los niños al colegio en vez de usar un autobús), etc.


Notas:
Este post se ha escrito a petición de @skrgutizarreta
Fuente de la Imagen: ElEconomista.es del día 11.11.2011