Pásate al blanco de Apple

El nuevo MacBook de 13 pulgadas es mucho más completo que su predecesor. Fabricado en una sola pieza de policarbonato, ha aumentado la velocidad del procesador y dispone de una capacidad de disco duro mayor. Pasarte al “Blanco” cuesta 879,00 €.
Desde hace algunas semanas, el mundo de la informática mira hacia Microsoft y su esperado sistema operativo Windows 7, aunque no es la única novedad interesante en este mundillo. Apple ha reclamado su parte de protagonismo con el remozado en profundidad de su portátil más económico, el MacBook de 13,3 pulgadas. El renovado Mac incluye mejoras tanto estéticas como de configuración y, poco a poco, acerca sus especificaciones a las de sus hermanos mayores, los MacBook Pro, aunque mantiene un precio inferior.
El cambio más visible del nuevo portátil de la firma de la manzana es su exterior. En esta ocasión, su carcasa está fabricada siguiendo la tecnología ‘unibody’ (en una única pieza) y el material elegido para ello es el policarbonato, con el que mantiene el tono blanco que le hizo famoso. Pero, además, ahora multiplica la autonomía de la batería y mejora sustancialmente su configuración. Gracias a ello, consigue alcanzar el rendimiento necesario para cubrir con nota las necesidades de los usuarios domésticos y de los estudiantes.

CÓMODO. Sin duda, el equipo está pensado para llevarse de un lado a otro. No es un ultraportátil como el MacBook Air y mucho menos un netbook, pero eso también repercute a su favor en el apartado de prestaciones. Aun así, sus algo más de dos kilos resultan cómodos de transportar. Su batería consigue siete horas de autonomía, así que permite transportarlo sin el alimentador eléctrico. Precisamente, la batería es una de las principales innovaciones que ha introducido Apple en este equipo. Ahora está totalmente integrada en su interior, así que no se puede reemplazar en casa.
La pantalla capta la atención fácilmente. En sus 13 pulgadas consigue una resolución de 1.280 x 800 píxeles, riqueza en los colores y una gran definición. También cuenta con retroalimentación LED que, además de la calidad de imagen que proporciona, ayuda a mejorar la autonomía.

La ergonomía tiene su punto fuerte en el teclado: es cómodo, amplio y ofrece una distancia adecuada entre las teclas, con lo que se evitan muchos errores. El touchpad, por otro lado, tiene un gran tamaño y está fabricado en cristal en una sola pieza, sin los botones de selección habituales, ya que toda la superficie hace esa labor. Eso sí, para que funcione correctamente, lo mejor es pulsar sobre la parte inferior, más receptiva, hasta que suene un suave «clac».

Además, ofrece la capacidad multitáctil de los modelos superiores, así que reconoce diversos gestos que se realizan con los dedos sobre él y los asocia a una determinada tarea. Por ejemplo, al deslizar varios dedos desde arriba hacia abajo, se ocultan las aplicaciones abiertas o, al pellizcar con los dedos mientras se visualiza una imagen, se activa el zoom.

EFICIENTE. El trabajo con el MacBook resulta muy fluido y la experiencia es muy satisfactoria, y es así desde el principio: el encendido tarda sólo 15 segundos y el apagado es aun más veloz, tres segundos. Su rendimiento es igualmente sobresaliente, ya que todos los programas se ejecutan rápido, no presenta problemas al utilizar varios a la vez y gestiona con eficiencia todo tipo de contenidos.

Las mejoras en la configuración apoyan esta sensación. Utiliza un procesador más rápido que en ediciones anteriores, una tarjeta gráfica avanzada, integra 2 Gb de memoria RAM y ofrece una capacidad de disco duro de 250 Gb. Con todo ello y en cualquier uso, este equipo se convierte en un buen aliado para las aplicaciones ofimáticas, la navegación por Internet y la reproducción multimedia, tarea en la que destacan sus altavoces estéreo con subwoofer.
APPLE MACBOOK

Procesador: Intel Core 2 Duo a 2,26 GHz. Memoria: 2 Gb de RAM (ampliable a 4 Gb). Disco duro: 250 Gb. Pantalla: Brillante y retroiluminada por LED, de 13,3 pulgadas y 1.280×800 píxeles de resolución. Tarjeta gráfica: NVIDIA GeForce 9400M. Conectividad: LAN, Bluetooth V2.0 EDR. Conexiones: 2USB 2.0, mini DisplayPort, entrada y salida de audio, Ethernet. Sistema operativo: MAC OS X Snow Leopard. Batería: Integrada, hasta siete horas de autonomía. Otros: Webcam iSight, unidad SuperDrive, trackpad Moulti-Touch de cristal, altavoces estéreo con subwoofer. Tamaño: 274 x 330 x 231 mm Peso: 2,13 Kg. Precio: 879,00 €. http://www.apple.com/es/macbook/

DISCO DURO. En los 250 Gb de capacidad del disco duro podrás guardar todo tipo de contenidos para reproducirlos, visualizarlos o editarlos más tarde con el MacBook.

BATERÍA. Está perfectamente ensamblada entre sus componentes y no se puede extraer. A cambio, la autonomía ha aumentado hasta siete horas y ofrece 1.000 ciclos de recarga.

MEMORIA RAM. Incluye 2 Gb de RAM, aunque está preparado para aumentar esta capacidad hasta los 4 Gb. Con la cifra de serie, el rendimiento del equipo es más que satisfactorio.

APOYO. Junto al teclado y al trackpad, Apple ha incluido una extensa superficie de apoyo antideslizante, para que resulte más cómodo escribir y navegar con el MacBook.

CONEXIONES. No es muy prolijo en cuanto a conexiones. Integra sólo dos entradas USB que pueden quedarse cortas fácilmente al utilizar un ratón y una memoria externa. Su principal atractivo en este campo es que introduce la conexión de vídeo digital Mini DisplayPort.
UNIDAD ÓPTICA. Además de las típicas conexiones y puertos de los portátiles, ofrece algo que no suelen incluir otros equipos de su tamaño: un lector de discos de tipo SuperDrive compatible con CD y DVD. A cambio, prescinde del lector de tarjetas de memoria.
UNA PIEZA. Como en los MacBook Pro, la carcasa está fabricada a partir de una única pieza: una máquina esculpe el bloque o el ladrillo compacto de policarbonato del que está hecha. Es lo que se conoce como ‘unibody’ y proporciona al equipo mayor resistencia.